El enfado y sus consecuencias

Que levante la mano el que no se haya enfadado nunca…..

Voy a apostar más fuerte:

Que tire la primera piedra el que nunca se haya enfadado sin motivo aparente….

Creo que las manos están descansando en los bolsillos y las piedras continúan en la carretera, donde deben estar.

Es difícil establecer una pauta de lo que genera el enfado; estoy convencido que a nivel académico podremos encontrar mil y una teorías sobre él, pero no me parece el lugar ni el momento para hablar de ellas.

Sería interesante que pensáramos en nuestras experiencias pasadas y que pudiéramos establecer un denominador común en todas aquellas que consiguieron enfadarnos.

Yo lo he hecho y casi me atrevería a afirmar que las causas genéricas de cualquier enfado son siempre las mismas: algo que no ha sido hecho o dicho según nuestro criterio; eso altera lo que esperamos de esa situación o palabras, y no lo aceptamos de la forma correcta.

Por lo tanto la actitud a tomar, según este pensamiento, también sería lógica; es muy normal tener un sentimiento de contrariedad o de desasosiego, y de ahí no se debe pasar, puesto que las principales facultades del ser humano son la comprensión, deducción y evolución, y si permitimos que la ira llegue a nuestros actos motivados por una contrariedad, no tendremos disponibles ninguna de éstas  tres características, y no podremos emitir un juicio de valor adecuado para aquello que nos haya generado el “enfado”.

Siempre debemos ser capaces de pensar unos segundos en la situación que nos pueda generar una pérdida de control y valorarla realizando alguna de éstas preguntas: ¿por qué ha sucedido ésto? ¿cuál es el motivo real de esa reacción? ¿eso lo hubiera hecho yo? ¿yo me hubiera comportado igual? ¿cuándo empezó ésta situación?…y así podríamos redactar una lista interminable de preguntas, cuya finalidad no es otra que la de ayudarnos a comprender la realidad de la situación.

Un sentimiento de enfado siempre puede calmarse con un poco de aire, unas palabras amables o un simple abrazo. Sin embargo, es necesario practicar el arte de la respiración, la comprensión y la evolución.

La búsqueda de la comunicación siempre es más necesaria cuando más imposible parece.

y ahora… la versión en Video del Post, perteneciente  al CANAL de YOUTUBE de “Aptitudes Personales”

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *