Motivos por los que necesitas un Coach en tu vida

Un Coach en tu vida puede resultar mágico. Quizá sea una afirmación categórica, sin embargo, son tantos los casos de éxito, que es muy difícil dejar de lado ésta forma de trabajar con las personas.

Y repito: Trabajar con las personas; ello implica muchas cosas, pero vamos a empezar por el principio:

¿Qué es el Coaching?

El Coaching es un tipo de aprendizaje, con el que se te amplían las posibilidades; así podrás ver tu realidad y entenderla, al tiempo que te permite construir nuevas formas de ser y de hacer. Podrás conseguir los resultados que realmente te importan en tu vida.

Este sistema, Te va a acompañar en un proceso de cambio o desarrollo, para conseguir objetivos que, por tí mismo, sería complicado alcanzar.

No sólo te enseña cómo hacerlo, también muestra qué te está frenando o qué te está faltando. El Coach no te va a aconsejar, sino que será parte de tu proceso de crecimiento a través de la conversación. Es decir, te acompañará en tu camino, aportando ayuda en los momentos en los que debes tomar decisiones, sin influenciar; siempre te estará generando dudas, puntos de vista distintos y ayudando a construir procesos, los cuales te harán valorar, con mayor exactitud, los caminos que tienes delante.

¿Necesito un Coach en mi vida?

Esta pregunta se la hacen muchas personas, y los más atrevidos me la trasladan directamente.

La decisión sobre el Sí o sobre el No… es sólo tuya.

Hay que tener en cuenta que se trabaja en los proyectos de vida, los objetivos, las relaciones interpersonales, la carrera, los sueños, la familia y las estrategias para el cambio o la evolución.

Las personas que consideran que lo necesitan, probablemente lleven años desempeñando un papel específico en su vida, como padre, pareja, trabajador, amigo o individuo, y es común que, en su día a día, tengan dificultades para realizar alguna de éstas funciones.

Quizá no sepan cómo afrontarlas para obtener los resultados que ellos desean, y precisan de una ayuda externa para alcanzar su propio grado de bienestar. Los campos en los que trabajan con un Coach, son todos aquellos que tengan que ver con el individuo como persona, con su función social, sus emociones, su cuerpo, su mente y su espíritu; algunos podrían ser:

  • Encontrar el trabajo adecuado
  • Destacar en un aspecto en concreto
  • Mejorar las relaciones interpersonales o conseguir pareja
  • Tener un equilibrio entre la familia, el trabajo y la vida personal
  • Desarrollar inteligencia emocional y Transformar situaciones de dolor
  • Lograr objetivos concretos relacionados con la salud o la imagen
  • Controlar los pensamientos y las emociones
  • Descubrir la motivación o crecer como persona
  • Despejar dudas que puedan aparecer ante un proceso en concreto
  • transformar problemas en soluciones
  • y….como digo siempre:  “Buscar un punto de vista distinto para todo”, ya que ello aportará caminos distintos.

Si te identificas con éstas personas, y consideras que algo de ayuda te vendría bien para el desarrollo de éstos puntos que hemos hablado… la respuesta es:

SI,  ¡claro que necesitas un Coach en tu vida!

¿y cómo es el proceso?

Para no extenderme mucho te adelantaré que el proceso es simple: un acuerdo entre el coach y el coachee (persona que recibe las sesiones), en el que ambos se comprometen a trabajar durante un número de sesiones determinadas, para conseguir unos objetivos concretos y de una forma acordada.

En la primera sesión, que en mi caso es sin coste, se plantean todos éstos puntos, y se explica más detenidamente todo el proceso, de forma que, sin compromiso alguno, cada persona decida si es lo más conveniente para su vida o no. Por otro lado, el Coach también debe decidir si está capacitado para ayudar a esa persona, ya que asumir roles que puedan estar dirigidos a procesos clínicos, supondría el fracaso asegurado.

Las técnicas varían según el profesional, y deberán ser explicadas en la primera sesión.

¿Qué más debo saber?

Poco más, ya que el siguiente paso, es que te decidas por un profesional que pueda aportarte la orientación que necesitas, y eso lo sabrás cuando hables con él.

Una de las principales características de un buen Coach, es haber tenido experiencias vitales, las cuales, unidas a las herramientas de trabajo, le permitirán comprender enseguida lo que necesitas…. y eso se nota.

  • Y ya que yo escribo éste artículo, aprovecho para ofrecerme como Coach, muchos ya me conocéis, me llamo José Ignacio Méndez, vivo en Gijón y he creado el sistema denominado “Desarrollo de Aptitudes Personales”; llevo 25 años dedicado a empresas y particulares, en los que he aplicado mi metodología.

Si estás cerca, nos podemos ver en persona, pero como ahora el mundo es más pequeño gracias a las nuevas tecnologías, muchos de mis clientes en cualquier parte del mundo, hablan conmigo a través de videoconferencia.

Así que aprovéchate y déjame entrar en tu vida, porque recuerda que, Siempre hay un punto de vista diferente

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *