¿Las obsesiones son peligrosas?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Son peligrosas las obsesiones Terapia personal pareja Aptitudes Personales Jose Ignacio Mendez asturias

 

“Este artículo, en ningún momento, pretende hacer referencia al TOC (trastorno obsesivo compulsivo), sino a las obsesiones que pueden surgir en el día a día y que no precisan tratamiento médico. Todo lo que tenga relación con el TOC, debe diagnosticarse y ser tratado por especialistas en la materia”

¿Las obsesiones son peligrosas?

En muchas ocasiones, la palabra “obsesión” se identifica con algo malo, destructivo o negativo, pues indica que hay algo que requiere más energía de la debida. Si buscamos la definición de esta palabra, encontraremos esto:

  • Perturbación anímica producida por una idea fija
  • Idea que con tenaz persistencia asalta la mente

y no sólo eso, sino que si revisamos internet, nos podemos encontrar con otras definiciones como esta:

  • Apoderamiento del espíritu por una idea o preocupación persistente
  • La misma idea o preocupación puede degenerar en idea fija adquiriendo caracteres patológicos
  • Estado de la persona que tiene en la mente una idea, una palabra o una imagen fija o permanente y se encuentra dominado por ella
  • Idea, palabra o imagen que se impone en la mente de una persona de forma repetitiva y con independencia de la voluntad, de forma que no se puede reprimir o evitar con facilidad

Leído en frío, realmente parece un término preocupante y, no nos engañemos, lo es. Sin embargo, existen frases como estas:

  • Toda buena investigación, ya sea para la ciencia o para un libro, es una forma de obsesión. (Mary Roach)
  • La obsesión es el combustible para cohetes de nuestra creatividad. (Jordan Ritter)
  • Hasta que tu misión sea una obsesión, nada cambiará. (Robin Sharma)
  • Para hacer cualquier cosa a un alto nivel, tiene que ser una obsesión total. (Conor McGregor)

Estos autores (y otros muchos) hablan de la obsesión como algo positivo; entonces… ¿Las obsesiones son peligrosas? ¿Son realmente algo positivo?

sabes como te puedo ayudar Aptitudes Personales Jose Ignacio Mendez asturias

Como todo en la vida, depende de la percepción de cada persona y del uso que se haga. Si le damos armas a un grupo de personas, probablemente algunas de ellas se dejen llevar por su lado oscuro, convirtiéndose en asesinos y otros simplemente las guarden como método de defensa para una urgencia. Las armas como tal, no son malas ni buenas, todo dependerá del uso que se les de, y con las obsesiones ocurre lo mismo; es más, son igual de tentadoras que las armas y siempre intentarán que nos dejemos llevar por ellas.

En un principio, vamos a quedarnos con que una obsesión es una idea fija que tenemos dentro de nosotros, asociada a algún suceso o situación, y puede llegar a generar una preocupación o angustia, según cómo se gestione.

Vamos a poner varios ejemplos de las obsesiones más comunes:

  • trabajo/gimnasio/televisión/videojuegos/bronceado
  • aspecto físico, delgadez, gordura, pelo
  • asco/contaminación/suciedad/enfermedades/medicinas
  • coleccionismo/música
  • relacionados con el hogar: miedos/cerraduras/cocina/limpieza
  • orden/limpieza/simetría en objetos
  • temas religiosos/morales o escrupulosos
  • miedos involuntarios de agresión/violencia/control
  • temas sexuales/religiosos/pareja/amor
  • necesidad de recordar ciertas cosas: matrículas/palabras/imágenes
  • ruidos que molestan
  • supersticiones
  • temas de catastrofismo
  • etc.

Hay muchísimos ejemplos que pueden convertirse en obsesión, probablemente cualquier faceta de nuestra vida.

¿Y cómo identificamos y diferenciamos una obsesión positiva de una negativa?¿Cómo sabemos si las obsesiones son peligrosas?

De forma general, identificarlas es bastante fácil; lo difícil es aceptar la situación y actuar en consecuencia. Si hay algo que nos gusta mucho, y estamos todo el día pensando en ello, dejando de lado temas importantes para centrarnos en ese que nos gusta, y nos alejamos de todo para poder desarrollar ese tema… No es algo positivo…

Una persona puede estar “obsesionada” con, por ejemplo, pintar. Si esta persona, deja de lado sus obligaciones, tareas y personas que le rodean, y en cuanto puede se pone a pintar, abstrayéndose del mundo y no permitiendo que nadie le moleste, es una mala obsesión.

Sin embargo, si esa misma persona, cumple con todas sus obligaciones, tareas y trabajos, tiene vida social y atiende a su familia, mientras en su cabeza diseña, pinta y crea sus próximos trabajos, los cuales realizará en cuanto pueda, y si cuando está pintando, es capaz de parar para atender a otro tipo de obligaciones… es una “obsesión positiva“. Aunque en sus pensamientos no exista más que la pintura, no permite que controle su vida y es capaz de cumplir con todo lo que la vida le exige.

Este mismo razonamiento, puede aplicarse a cualquiera de los ejemplos relacionados más arriba. Resumiendo:

  • Si algo te aparta de tu vida, tu trabajo, tu familia y amigos, tus deberes y obligaciones… sería interesante pensar profundamente en ello.
  • Si eres capaz de compaginarlo todo… Enhorabuena !!!

Por último, quiero lanzar al aire un razonamiento, que intento aplicar en todos los casos que se me presentan, para valorar otros puntos de vista:

¿Y si resulta, que esa persona que ha desarrollado una obsesión negativa, es feliz con esa forma de vida que ha desarrollado? ¿Quiénes somos nosotros para decirle que está en una equivocación y que debe cambiar?¿Podemos imponer nuestra forma de vida a los demás?

Cada persona, en un trabajo de introspección, debe valorar y decidir qué tipo de comportamiento quiere desarrollar en su vida y, realmente, nadie tenemos derecho a juzgarlo. Si con ese comportamiento, realiza daño a su entorno, será ese mismo entorno el que debe decidir si se postula en una dirección o en otra.

Es decir, que aunque según nuestro criterio, una persona tenga obsesiones negativas, jamás debemos olvidar que es su elección de vida. Si tiene que llegar el momento en el que corrija esa actitud, será la misma persona la que lo decida, cuando comprenda si existe algo a lo que esté dañando.

Nunca olvidemos que nadie cambia, si no quiere cambiar

Una vez acabado este artículo sobre si ¿las obsesiones son peligrosas o no?, es el momento de estudiarnos a nosotros mismos y valorar lo que tenemos y hacemos.

¿Te has identificado con alguna de las obsesiones que están relacionadas?¿Crees que te dominan?¿Conoces a alguien que esté obsesionado negativamente? Desde Aptitudes Personales te podemos ayudar con tus problemas del día a día. No dudes en escribir tus preocupaciones en los comentarios y te ayudaremos.

Aptitudes Personales

 

Mira el video en YOUTUBE !!

Sígueme

¿Sabes cómo te puedo ayudar?

Después de 25 años ayudando a otras personas a "colocar" su vida, he aprendido que el primer paso siempre es hablar. Así que te invito a que hables conmigo, sin coste, cuéntame lo que te preocupa y juntos buscaremos una solución.
Ahora !!

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres un CURSO online GRATIS ?