Qué es vender?

Vender …. A pesar de lo todo lo que se ha dicho hasta la fecha, la venta es uno de los conceptos más intangibles que hoy en día pueblan nuestra sociedad.

Tal como dice la definición, vender es obtener un beneficio a cambio de un precio y dicho precio puede ser monetario o en servicios. Esto es correcto, realmente define lo que hasta la fecha se ha enseñado con relación a éste tema.

Sin embargo, la venta es mucho más, es la esencia de cada persona, es un concepto, que visto desde otra perspectiva, nos explica la personalidad de cada individuo, mostrándonos facetas que probablemente estuvieran ocultas hasta ese momento.

Aprender a vender es aprender a conocerse a uno mismo.

Si extrapolamos éste concepto, nos encontramos con una realidad un tanto confusa: el conocimiento de un producto no es determinante para obtener la venta de dicho producto; lo importante y definitivo es la capacidad de cada vendedor para poder encontrar una armonía que construya las mismas “ondas” que su interlocutor

Esas similitudes de “ondas” son las que crearán una conexión lo suficientemente sólida como para que el cliente potencial comprenda las ideas que le queremos transmitir.

Siguiendo con la misma teoría, basaremos todo el proceso de la venta en una argumentación correcta.

Un argumento es, según su definición literal: una prueba o razón para justificar algo como verdad o como acción razonable; es decir, lucharemos por una explicación (razón) cuando, por lógica, pueda demostrarse que la verdad está con nosotros.

La lógica de un razonamiento con sentido común, es la mejor de las herramientas para poder convencer al que tenemos enfrente de la veracidad de nuestras palabras, entendiendo como sentido común, aquello en lo que dos personas dentro del mismo contexto están completamente de acuerdo.

Resumiendo obtendríamos que, vender es demostrar a nuestro cliente, con razonamientos lógicos, que nuestro producto o servicio cubrirá una o más facetas de su vida de forma satisfactoria.

Dando esto como válido, el resultado es que aquellas perspectivas que debemos trabajar, son las que nos permitan encontrar una “sintonía” y denominadores comunes con nuestros clientes; debemos encontrar la forma de “conquistar” a nuestro interlocutor y ello nos llevará a una conversación abierta, amena, interesante y que colocará a nuestro cliente con una predisposición muy positiva para escuchar todas nuestras explicaciones.

Si abrimos nuestras fronteras mentales, comprenderemos que esto último es exactamente lo mismo que necesitamos en nuestra vida privada para obtener el éxito social, es decir: escucha, comprensión, conocimiento de nuestra persona, capacidad de conquista, paciencia, etc.

Por lo tanto, y de forma lógica, podemos afirmar que lo que es bueno para nuestra vida privada es bueno para la venta, y por lo tanto si mejoramos nuestras facetas personales, mejoraremos considerablemente nuestros éxitos en la venta.

Un vendedor no es solamente un creador de negocios, sino que también es un creador de ilusiones.

QUIERES MÁS ???  SÍGUEME EN MI CANAL DE YOUTUBE !!

PINCHA AQUÍ Y ESCÚCHAME EN PERSONA COMENTAR ÉSTE  POST !!

NO TE PIERDAS TODOS LOS TITULOS INTERESANTES EN LA BIBLIOTECA, VE  AHORA A VERLOS EN EL SIGUIENTE        — ENLACE —

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *