Conocerte a ti mism@ es una tarea divertida, complicada, fácil, expectante, interesante y simpática.

Si escribo todo esto, con las aparentes contradicciones que hay, es porque considero que es lo suficientemente importante como para dedicarle todos los capítulos que hagan falta.

El auto-conocimiento, es una labor que deberían inculcarnos desde nuestra más tierna infancia; por desgracia, no es así. En cierto modo, cualquiera podría responder que, durante toda nuestra vida, vamos acumulando experiencias que nos ayudan a conocernos mejor.

Por supuesto, eso es cierto

Lo que no nos han enseñado, es a saber reconocer esas experiencias de la forma adecuada, a aprender de ellas cuanto antes, y a identificar nuestros rasgos de carácter de la forma adecuada.

Si en una sala llena de personas, preguntara abiertamente ¿quién se conoce a si mismo?, y si esas personas fueran sinceras y pensaran fríamente su respuesta, se verían levantadas muy pocas manos.

Conocerse a sí mismo, implica muchas cosas, que no tienen nada que ver con reconocerse ante el espejo.

Muchas personas creen que se conocen perfectamente bien, que no precisan de más información externa que alguien les pueda aportar; si eso fuera así, poseerían un gran auto-control y un buen auto-dominio; serían personas maravillosas, con una gran auto-estima; el éxito estaría siempre con ellos y tendrían tal cantidad de energía, que cualquiera podría darse cuenta de ello.

La verdad, aquí, entre nosotros, no conozco muchas personas que cumplan esas características.

Para c0nocernos a nosotros mismos, deberíamos ser capaces de desarrollar una serie de temas relacionados con nuestro interior; como por ejemplo, temas relacionados con:

  • Aquellos deseos ocultos
  • Nuestros impulsos
  • Nuestros sueños
  • Nuestras pasiones
  • Nuestros miedos
  • Nuestras emociones
  • Nuestros sentimientos
  • Nuestros pensamientos

Sólo con pensar en lo que deberíamos saber de nosotros, en función a esos temas, ya dice bastante de lo que nos falta.

En la Academia de Aptitudes Personales, intento que, cada persona que realiza un curso relacionado con querer conocerse a si mismo, sea capaz de desarrollar un sistema que le permita reconocer situaciones, tanto de crecimiento como de peligro; que sepa aprender de las experiencias y que, aunque se equivoque, pueda levantarse con una “sonrisa” y marchar de seguido  por otro intento.

Me gustaría que ahora nos sentáramos y pensáramos en las cosas que tenemos.

¿Realmente las necesitamos para ser felices?, si la respuesta es negativa, que ocurrirá en muchos casos, enseguida nos daremos cuenta que, quizá, las cosas que realmente nos hacen felices están en otro lugar.

Hay que ir a ese sitio y buscarlas !!!

Pero, ¿sabemos dónde está? ¿sabemos nuestros deseos reales? ¿sabemos cuáles son nuestros auténticos objetivos para nuestra vida?

Son muchas preguntas, y todas ellas hay que valorarlas de la forma adecuada.

Si alguien quiere aprender, una forma correcta de aprender más de lo que tiene en su interior, le recomiendo que mire este CURSO, enfocado directamente en cómo aprender a conocerte mejor, con als ventajas que ello trae consigo.

Nunca olvidemos que, el auto-conocimiento, nos puede llevar a vivir mejor por razones obvias.

Cuando nos conocemos a nosotros mismos, podremos hacer cosas que, aunque parecen normales, suelen tomarnos bastante esfuerzo:

  • Podremos tomar mejores decisiones, que nos hagan más felices y menos esclavos de la sociedad.
  • Aumentamos nuestro nivel de conciencia y nos daremos cuenta de aspectos de la vida susceptibles a mejorar.
  • Detectamos fortalezas y cualidades, con lo cual mejora nuestra auto-imagen y aumenta nuestra autoestima.
  • Adquirimos un mayor auto-control, tanto personal como emocional.

Sólo con estos beneficios, ya merece la pena dedicarnos unos minutos al día a cuidarnos por dentro; nuestro trabajo y nuestra vida personal ganarán muchos puntos, y ello será el primer paso hacia ese concepto de felicidad que cada uno de nosotros tenemos grabado a fuego.

Seas quién seas, vivas como vivas, o tengas los planes futuros que tengas, por favor, conócete por dentro tanto como por fuera; haz ejercicios que te permitan desarrollar tu Yo interior; deja que salga de tí toda la luz que puedes llegar a aportar a este mundo.

Empieza a comprender el verdadero significado de ser feliz, sin necesidad de tener tantas cosas a tu alrededor.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *